Manifiesto de la Marea de Residencias

Manifestación Nov-2019

MAREA RESIDENCIAS
MANIFIESTO OFICIAL

SOMOS TAN RESPONSABLES DE NUESTRAS ACCIONES
COMO DE NUESTRAS OMISIONES.


25 de Enero de 2020

Por eso estamos hoy aquí, juntos, mayores, personas con diversidad funcional, trabajadores, familiares y miembros de la sociedad en general.

Estamos aquí para denunciar la precarización absoluta que sufre el sistema de Residencias en todo el Estado. Debido principalmente a la inacción o acción interesada de los distintos estamentos RESPONSABLES, que han cedido la gestión de un DERECHO FUNDAMENTAL, la DIGNIDAD, a los Depredadores de lo Público. Causa directa de un trato infame a los Residentes y la precariedad laboral y asistencial de un sector mayoritariamente feminizado, (por esta razón, como reconocimiento a esta realidad, en adelante utilizaremos casi siempre el término trabajadoras), Desviando el sistema que debiera ser de Respeto y Cuidados, hacia un sistema focalizado en la extracción de beneficios.

Las bajas ratios de personal, el incumplimiento constante de los Pliegos de condiciones, y de los Acuerdos Marco, la falta de material, la ínfima calidad, cantidad y baja aportación nutricional en la alimentación, horarios draconianos que condiciona el día a día de las personas usuarias, (muchas veces ilógicos o antinaturales), el deterioro en las instalaciones y la falta de mantenimiento e inversión, los graves problemas respecto a la dosificación de medicamentos y un largo etc…, dan cuenta de cómo los grandes grupos inversores han posado sus garras en el sector, con la necesaria complicidad de las Administraciones que con su permisividad perversa, consienten esta situación. Exigimos también la eliminación de los contenciones físicas innecesarias, pautadas exclusivamente para paliar la falta de personal, máximo exponente del maltrato institucionalizado en las Residencias.

Exigimos un modelo Socio-Sanitario en el que se reconozca la profesionalidad de las trabajadoras, la prioridad en el trato hacia residentes y el cuidado digno a las personas. Denunciamos asimismo el modelo actual que básicamente es un modelo hostelero, cuyo principal objetivo es el mayor lucro de la gestión privada. En el que el maltrato a las personas, es directamente proporcional al buen resultado de las cuentas de beneficios de las empresas.

La falta de compromiso social que representa el actual sistema de gestión, no solo hace que residentes y trabajadoras sufran constantes lesiones físicas y psíquicas, además aboca a las trabajadoras del sector a sufrir lesiones prematuras que les convertirán irremediablemente en pensionistas en precario. Los bajos salarios contribuyen a esta triste visión de futuro y condena a los familiares a ser trabajadores encubiertos a fin de paliar las deficiencias producidas por la escasez de personal sufriendo también la misma precariedad. Todas estas situaciones, en una sociedad del siglo XXI que se autodefine moderna y solidaria, NO SE PUEDEN NI DEBEN CONSENTIR

Demandamos la creación de un órgano institucionalizado, (formado por familiares y especialistas independientes), que evalúen de forma continuada el buen funcionamiento de las instalaciones y la calidad de los servicios en las residencias.

Animamos a los Sindicatos a reforzar sus políticas en defensa de las trabajadoras del sector, a ser firmes en las negociaciones para conseguir una mejora sustancial del convenio estatal, pactando el reconocimiento de los niveles laborales y sus correspondientes tareas, y a defender con contundencia los DERECHOS de sus compañeras trabajadoras ante el abuso continuado, cuando no la explotación laboral y personal por parte de las empresas.

Queremos denunciar con la fuerza que nos da la verdad, el nulo interés que existe por parte de las diversas administraciones públicas, en acabar con esta situación.

Recordando que es el Estado el garante de ofrecer una VIDA DIGNA a todos sus ciudadanos independientemente de su edad, condición social, credo o sexo, con políticas efectivas y valientes. EXIJIMOS una LEY de RESIDENCIAS de ámbito Estatal dotada de recursos y presupuesto, en un marco legal donde la dignidad en el trato sea pieza básica, donde los resultados económicos pasen a un segundo plano, donde ninguna persona vea su futuro amenazado por las sombras de una vejez triste y desatendida, donde las trabajadoras y residentes no tengan que formar parte de una “cadena de montaje” como piezas fácilmente sustituibles y de escaso valor.

Es importante recordar que políticas activas de Sanidad y Atención en Domicilio, así como el cumplimiento de la LEY DE AUTONOMÍA PERSONAL (mal llamada Ley de Dependencia), permitirían retrasar el nunca deseado paso por una residencia, pues es el entorno habitual y familiar el mejor reconocimiento al transcurrir de la vida.

NACEMOS, VIVIMOS Y MORIMOS siendo DEPENDIENTES. Esa dependencia es la que da fuerza a la sociedad. Por ello apostamos por un giro radical en las políticas sociales, un cambio que potencie el desarrollo de una sociedad para todas las edades, garante de un envejecimiento seguro y digno, que mantenga a la persona partícipe de la sociedad como ciudadano de pleno derecho. Un modelo social que ofrezca oportunidades para el desarrollo individual y el bienestar a lo largo de toda la vida.

Sabemos que éste es un camino largo y arduo que solo se puede recorrer dando el primer paso.

Agradecemos las adhesiones y muestras de solidaridad de las asociaciones, plataformas, partidos, sindicatos y particulares en general, que hemos ido recibiendo durante estos días y las que esperamos se vayan produciendo a futuro.

Gracias por acompañarnos en este camino de reivindicaciones y digna solidaridad, donde solo la denuncia continuada y la unidad de todos los estamentos sociales involucrados pueden conseguir el fin de este modelo indigno que solo genera sufrimiento.

RECUERDA…Mañana puedes ser tú

MAREA DE RESIDENCIAS

Click aquí para obtener documento en pdf